Comunicado de las Universidades Públicas Andaluzas
Comunicado de las Universidades Públicas Andaluzas

Las universidades públicas andaluzas alzan la voz frente a la privatización del sistema universitario

Las universidades públicas de Andalucía han lanzado un contundente comunicado donde han mostrado su rechazo a la «estrategia de privatización» del sistema universitario andaluz, llevado a cabo por la Junta de Andalucía. La gota que ha colmado el vaso ha sido la inminente autorización para la implantación de una universidad privada con sede en Madrid en Andalucía, lo que abriría una puerta a una paulatina privatización en desprecio de la enseñanza pública en Andalucía.

La universidad privada a la que aluden los distintos rectores de las 10 universidades públicas andaluzas es la Universidad Pontificia Comillas, una universidad con sede en Madrid y a la que se ha adscrito la Escuela de Enfermería y Fisioterapia San Juan de Dios (Bormujos), antes adscrita a la Universidad de Sevilla. Este paso se ha realizado sin la completa autorización de la Junta de Andalucía que, tal y como publicaba eldiario.es, no había realizado la previa autorización para que la Escuela ofertara estos cursos.

Ante esto, los rectores de las universidades públicas andaluzas se han plantado frente a lo que consideran una cuestión «muy clarificadora», ratificada por los números. En tan solo dos años, Andalucía ha pasado de contar con una universidad privada a cinco, a la que habría que sumar la citada Universidad Pontificia de Sevilla que, además, reside fuera de la Comunidad.

Los rectores consideran que esta nueva vía para la privatización sienta un «preocupante precedente» que puede acabar con que los centros actualmente adscritos a la legislación andaluza y bajo el control académico y económico del sistema universitario público andaluz, «se conviertan en meras franquicias de universidades privadas ajenas a nuestra Comunidad Autónoma». En definitiva, asegura, «es una forma de que lleguen nuevas universidades privadas sin ni siquiera tener que pasar por el preceptivo control del Parlamento de Andalucía.

Además, los rectores han esgrimido que esta propuesta responde a una política de hechos consumados a todas luces «indefendible», en referencia a que se ha comunicado a las universidades públicas «solo con escasos días de antelación respecto a la convocatoria de la sesión de la Comisión Académica del Consejo Andaluz de Universidades (CAU), en la que debe analizarse la propuesta de Acuerdo del Consejo de Gobierno, cuando hemos conocido por el expediente que ya en el mes de marzo se cursó por la Universidad Pontificia Comillas la correspondiente solicitud de autorización».

En este sentido, las universidades han anticipado su voto en contra del informe preceptivo que la Comisión Académica habrá de emitir del CAU el próximo martes. «Un voto contra la competencia desleal y los privilegios otorgados a las universidades privadas. y, en definitiva, un voto a favor de la igualdad de oportunidades, a la calidad de la enseñanza pública y la sociedad del conocimiento».

No te pierdas