Juanma censura el Carnaval, nada nuevo para la derecha

Que a la derecha más rancia de este país les dé urticarias la libertad de expresión y especialmente la que brota del pueblo, como ocurre en el Carnaval de Cádiz, no es para nada una novedad. Por tanto, Juanma Moreno no innova al aplicar la censura a las coplas gaditanas a través de la cancelación de su emisión en Canal Sur Radio para toda Andalucía, como si de esta forma los andaluces fueran a dejar de sufrir la calamidad de gestión del PP en la Junta. Una decisión que simplemente desenmascara la verdadera cara del PP andaluz y que confirma lo que muchos nos temíamos, que en la sede del PP de Andalucía en Sevilla no hay vida inteligente.

Pero como decía, Juanma solamente ha aplicado el recetario opresor de los que le han precedido. No es la primera vez que se intenta callar al carnaval gaditano y mucho menos censurar. El franquismo, que a comienzos del golpe de Estado fusiló a autores de chirigotas por disfrazarse de frailes, prohibió expresamente los carnavales de Cádiz hasta que en los años 50 se volvieron a retomar, aunque ni se llamaron carnavales, ni fueron en febrero y ni mucho menos se cantaron letras irreverentes, críticas y libres. Tanto es así que está aquella anécdota en la que la censura prohibió a una chirigota cantar una letra celebrando el ascenso del Cádiz C.F. a Segunda División en el año 1955. La letra decía “el Cádiz ha logrado una gran hazaña”, y el franquismo temía que esa palabra recordara al apellido Azaña del último presidente de la República, tachándola del repertorio.

Por lo que se ve, el PP de Andalucía añora aquellos momentos y prefiere censurar la libertad a que, en la habitación de un hospital de Sevilla, Córdoba o Málaga, un enfermo se entere de que las carencias que está padeciendo en ese centro hospitalario son las mismas que ocurren en el resto de Andalucía, mientras que Juanma se sube su sueldo. ¿Qué estará pensando desde el cielo el eterno comunicador de la radio andaluza Juan Manzorro? Canal Sur Radio que siempre fue sinónimo de apertura de nuestras tradiciones a todos los rincones de nuestra comunidad autónoma, ahora claudica ante la opresión y culmina su conversión a radio del Régimen.  El ‘tangai’ gaditano dejará de formar el ‘guirigay’ por toda Andalucía a través de las ondas radiofónicas.

Pero también estoy seguro que lo hará por poco tiempo, porque lo que no llega a entender nunca la derecha es que no se puede luchar contra el pueblo gaditano en carnaval. Aquí entendemos la libertad del carnaval como una forma de vida y si ni los fusilamientos a chirigoteros en época franquista consiguieron censurarnos y silenciarnos, no lo va a conseguir ‘un tonto de capirote’. Y es que, pasarán las épocas y los siglos, pero los pocos que seguirán sacando los dientes en este país, como decía Juan Carlos Aragón, seremos los de Cádiz, le guste o no a Juanma Moreno y a la derecha de este país.

Telón del Gran Teatro Falla bajado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba