Sanz (PP) se desdice a sí mismo: del compromiso a que no hubiera ningún apartamento turístico más, a permitir 36

José Luis Sanz firmando

Las estaciones del año alteran las emociones. Al alcalde de Sevilla, José Luis Sanz (PP), sin embargo, le han provocado una pérdida de memoria tras permitir, en pleno invierno, la construcción de 36 nuevos apartamentos turísticos junto a la Maestranza, algo que en la veraniega campaña electoral y, una vez proclamado alcalde, se comprometió que no iba a ocurrir.

El otoño ha provocado una difusa pantalla entre las palabras proclamadas por Sanz en julio: «en el caso antiguo no habrá ningún apartamento turístico más» y los hechos que conocimos el pasado jueves: la construcción de los 36 nuevos apartamentos turísticos junto a la Maestranza. Los apartamentos turísticos son un tema controvertido en las ciudades actuales. La proliferación de este tipo de apartamentos está provocando una evasión de habitantes gradual, pero cada vez más notable, de los cascos históricos de las ciudades, desvirtuando las mismas.

En Sevilla, Sanz ha reiterado en repetidas ocasiones que su compromiso era no permitir más apartamentos turísticos, ansiando como agua de mayo un decreto de la Junta de Andalucía que ofrezca el marco legal para poder hacerlo. De hecho, en una reunión que mantuvo con Juanma Moreno, sendos dirigentes populares verbalizaron el compromiso y deseo de que este decreto llegara a finales de este 2023. Por ahora, nada. Aún así, Sanz tiene en sus manos herramientas para poder poner freno a la erosión de la vida en los barrios de Sevilla inundados por estas viviendas lucrativas. Así lo manifiesta la concejala de la coalición de izquierdas en el Ayuntamiento de Sevilla, Susana Hornillo, que ha recordado al alcalde la sentencia del TSJA que permite que los alcaldes puedan limitar las viviendas turísticas en zonas tensionadas, como es el casco antiguo sevillano, además del marco que ofrece la Ley de Vivienda.

Ante esto, Sanz ha defendido a los apartamentos turísticos, a los que cree que no se les debe criminalizar: «aunque en el casco histórico no cabe un apartamento más, no se les puede criminalizar porque no tienen la culpa de todo. Han traído cosas buenas a la ciudad, muchos pertenecen a empresas sevillanas y han traído riqueza y han contribuido al crecimiento económico de la ciudad. Si no fuera por ellos, muchas manzanas y casas antiguas habrían desaparecido. Por ello insisto: los apartamentos turísticos no son los culpables de la pérdida de población y de que no superemos los 700.000 habitantes».

Unas declaraciones que no solo encuentran oposición política, sino que, meses atrás, era el propio Sanz quien se comprometía a regular este problema. Además, los datos son una realidad, los pisos turísticos son un problema con el que las grandes ciudades tienen que lidiar. El aumento de estos ha provocado, a su vez, un aumento de los precios. Sevilla es ya, según el portal inmobiliario Fotocasa, la segunda ciudad en Andalucía con los precios del alquiler más altos (11,65€/m2), detrás de Málaga (13,89€/m2).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba