Juanma Moreno en un hospital público de Andalucía

El Gobierno andaluz solicita para Granada la Agencia Estatal de Salud Pública mientras extingue la prestigiosa Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP)

Imagínense por un momento que pretenden concurrir a un proceso de selección y, cuando lo hacen, deciden no solo no presentar, sino eliminar los principales avales que tienen para el concurso de méritos de dicho procedimiento. Esta paradójica actuación es la que anda desarrollando el Gobierno andaluz para la ciudad de Granada, para la que el Ejecutivo de Moreno ha solicitado al Gobierno de España la Agencia Estatal de Salud Pública, mientras, en paralelo, anda extinguiendo en la capital nazarí la que es, sin duda, su principal ventaja competitiva frente a otra candidaturas en este proceso: la prestigiosa Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP), que coordina la salud pública en Andalucía desde hace 40 años.

La futura Agencia Estatal de Salud Pública trabajará sobre determinantes sociales de la salud, desigualdades, crisis y emergencias sanitarias, estrategias de promoción y prevención de salud, o, investigación e impacto en esta materia, entre aspectos. Frente a estas áreas de conocimiento, la única institución andaluza que se ha dedicado con experiencia y prestigio internacional en todas ellas y durante cuatro décadas es la Escuela Andaluza de Salud Pública, que tenía sede hasta la fecha en la capital granadina y que ahora, sin embargo, desaparecerá para integrarse en el nuevo Instituto de Salud de Andalucía, como así ha decidido el PP de Andalucía en sede parlamentaria, aprovechando su mayoría absoluta.

Cabe recordar que esta Escuela Andaluza es el único organismo académico en España que imparte un máster europeo en Salud Pública, el ‘EuropabHealth+’, siendo, además, uno de los nueve centros colaboradores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en territorio nacional y el único en Andalucía. De este modo, el Gobierno de la Junta, precisamente cuando más necesita a esta institución como reclamo concursante en el proceso de adjudicación de la nueva Agencia Estatal de Salud Pública, deciden demolerla, (aunque el PP andaluz lleva intentando esta tarea desde la pasada legislatura, habiéndolo ya tramitado por ley en la presente, hasta el punto de que acabe siendo una sucursal más del futuro Instituto de Salud de Andalucía, que supondrá la fusión de la propia EASP con la Fundación Progreso y Salud.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

No te pierdas