La sanidad y educación pública andaluza agonizan a las puertas del Parlamento en un grito coordinado por Marea Verde y Marea Blanca

«Juanma escucha, estamos en la lucha», «Pueblo unido, jamás será vencido», «Menos recortes, más sanidad y educación» eran algunos de los cánticos de los centenares de congregados al llamamiento de Marea Verde y Marea Blanca. Esta concentración ha tenido lugar en el acceso principal a la Cámara, en el lateral del Parlamento de Andalucía, con el objetivo de manifestar el descontento generalizado frente al «desmantelamiento sistemático de los servicios públicos, orientados a la privatización».

Esta protesta coincidía con la sesión plenaria con motivo sobre el debate final de los presupuestos de la Junta de Andalucía para 2024, un hito que ha sido apoyado por varios líderes de la oposición como Juan Espadas (PSOE-A), José Ignacio García (Adelante Andalucía), Alejandra Durán (Por Andalucía), Inmaculada Nieto (Por Andalucía) o Maribel Mora (Adelante Andalucía). Además de sindicatos como CCOO (Comisiones Obreras) y CGT (Confederación General del Trabajo) a la suma de ciertas organizaciones sociales como PTIS, APDHA o Barrios Hartos que estuvieron alentando esta movilización.

La discusión sobre los presupuestos seguía su curso habitual ante el agonizante canto de estos grupos sociales por una educación y sanidad pública digna. La gélida sensación térmica en la capital hispalense no fue impedimento para que centenares de personas acudieran a defender «lo suyo» porque «el futuro de la sanidad y la educación está en manos de la gente» como puntualizó Óscar Mitillo, coordinador del área de marginación de Asociación Por los Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), a este medio. La sátira se hizo eco entre los asistentes con la exposición de claros mensajes como: «Patricia saca la educación del Pozo» o incesantes gritos dirigidos a la Junta de Andalucía para revertir la actuación gubernamental. 

El descontento ante las listas de esperas, el aumento del 22% de los fondos para conciertos educativos y varias cuestiones más están llevando a una situación límite a la sanidad y educación andaluza hasta el punto de valorar la presente actuación del Gobierno de Morena Bonilla como «una destrucción deliberada» de ambas, a palabras del portavoz de la Federación de Sanidad andaluza de CCOO, Luis González. 

Sobre las 18:17 horas se inició la esperada lectura de manifiesto para «luchar contra la progresiva privatización de los servicios públicos andaluces». Tanto Marea Verde como Marea Blanca incluyeron en su incesante lucha el adjetivo ‘nefasto’ para hablar de la gestión de estos servicios públicos por los que debe velar el actual Gobierno de Andalucía. La organización social en pro de la educación pública cargó contra Juanma Moreno por su inclusión en los presentes presupuestos por la dotación de más de 1.000 millones de euros de dinero público a la educación concertada. «Si algo tenemos claro es que el sistema público andaluz se quiebra» advertían desde ambas asociaciones en un clamor colectivo.

Los asistentes saben del adverso clima que se está gestando, pero no desisten en su afán por reclamar derechos públicos básicos porque como bien se pudo escuchar: «no vamos a permanecer en silencio, no pararemos de decir ‘basta'». Ninguno de los manifestantes dudaba ante la obviedad que supone decir que la educación y sanidad son pilares básicos de la sociedad. Sin embargo, las concentraciones en favor de unas condiciones dignas en ambos sectores se incrementan por el bien de una «educación y sanidad públicas, de calidad, gratuitas, inclusivas, de todos y para todos» como así quisieron comunicarlo desde Marea Verde y Marea Blanca.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba