PP y Vox se alían para rechazar en Málaga una Semana Santa libre de simbología franquista

PP y Vox se alían para rechazar en Málaga una Semana Santa libre de simbología franquista

La Semana Santa de Málaga seguirá contando con elementos de simbología franquista. Los votos contrarios de Partido Popular y Vox en la capital costasoleña a una enmienda de Con Málaga (Podemos e IU) que pretendía declarar esta Semana de Pasión exenta de todo tipo de elementos que enalteciesen el régimen franquista, permitirá que cofradías como la de El Mutilado continúen vulnerando la Ley de Memoria Democrática impunemente.

Precisamente fue esta, la procesión del Santo Cristo de la Clemencia y Santa María Madre de la Divina Providencia, más conocida como la de El Mutilado, la que generó una importante polémica al discurrir por las calles malagueñas, el Sábado de Pasión, con una bandera franquista y un estandarte con símbolos de apología a la dictadura en los que se podía leer «Franco, 1936», «Una Grande Libre» o «Mutilado de guerra por la patria». La rápida reacción de asociaciones memorialistas hizo que el Gobierno central abriese un expediente informativo a esta cofradía, vinculada históricamente a la dictadura y que no es la primera vez que transita por suelo malacitano con elementos de loa hacia el franquismo.

Esta procesión debe su nombre popular al Cristo que portaba cuando se fundó, al que le faltaban las piernas, dado que su primera imagen fue un crucificado que sufrió destrozos en sus extremidades inferiores durante los asaltos y quema de templos tras el golpe de Estado que desencadenaría posteriormente la Guerra Civil. La cofradía, de hecho, fue fundada en 1939 para integrar a mutilados del bando franquista, nombrando hermano mayor efectivo al general José Millán-Astray. Pese a que dejó de procesionar en 1976 y fue desagrupada, en 1995, por su persistencia en salir a la calle con una imagen mutilada, desde 2022, cuenta con una nueva imagen con la que procesiona actualmente.

Cabe recordar que el artículo 35 de la Ley de Memoria Democrática considera elementos contrarios a dicha memoria las «edificaciones, construcciones, escudos, insignias, placas y cualesquiera otros elementos u objetos adosados a edificios públicos o situados en la vía pública que realicen menciones conmemorativas en exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar y de la Dictadora, de sus dirigentes, participantes en el sistema represivo o de las organizaciones que sustentaron la dictadura, y las unidades civiles o militares de colaboración entre el régimen franquista y las potencias del eje durante la Segunda Guerra Mundial”.

La portavoz de Con Málaga, Toni Morillas, afeó la «alianza de PP y Vox» para evitar que la Semana Santa sea una festividad libre de simbología franquista, y le reprochó al alcalde de la capital malagueña, Francisco de la Torre, que “en lugar de ser exigente con el cumplimiento de la legalidad, primero, guardó silencio, y, cuando rompió el silencio, ha sido para tomarnos por tontos”.

No te pierdas