Adelante Andalucía, Cádiz y la posibilidad de tener una voz exclusivamente andaluza en el Congreso sin fragmentar al electorado de izquierdas

Teresa Rodríguez comparece ante los medios acompañada de José Ignacio García, actual portavoz parlamentario de Adelante Andalucía.

Adelante Andalucía ya sabe definitivamente cómo concurrirá a los comicios generales del próximo 23 de julio. La formación eminentemente andalucista había sopesado y resuelto de manera exprés, en no más de diez días -teniendo en cuenta los plazos para presentar una coalición política y en aras de un hipotético ingreso (o no) en Sumar-, que se presentaría en solitario, aunque en una «única lista andaluza» -cuyo emplazamiento tan solo se debatía entre Cádiz y Sevilla- . Lo hacía en una «situación de excepcionalidad» y en claro «ejercicio de responsabilidad para frenar a las derechas», más si cabe, tras los resultados que arrojara el 28M. Este sábado, la agrupación ha dictaminado que sea la provincia gaditana por la que postule, por primera vez en su corta historia, para conseguir acceder al Congreso de los Diputados.

Esta mañana y, tras consultar por referéndum -vía online- a toda su militancia, Cádiz se erigía como la provincia elegida con un 66,24 % de los votos favorable, frente al 15,71 % de los militantes, que se decantaba por la capital hispalense -un 18,05 % ha decidido abstenerse-. Lo hará, además, con «perfiles de reconocida trayectoria social, cultural y activista». La decisión de la formación andaluza ha sido el colofón a un «proceso de debate interno» que ha durado «casi dos semanas» y en el que se han ido desarrollando numerosas asambleas en todas las provincias andaluzas.

La concurrencia de Adelante Andalucía a los comicios del 23J supone, ineludiblemente, una victoria de doble dimensión para el electorado progresista, andaluz y/o andalucista. Por un lado, la inscripción del grupo liderado por Teresa Rodríguez en la votación que se celebrará el 23J permitirá volver a ver en las papeletas de las elecciones generales la candidatura de un grupo político cuyas raíces y demandas nazcan y se proyecten, exclusivamente, en y desde Andalucía -doce años más tarde (2011) de que el Partido Andalucista (PA), el último, lo hiciera-. El emergente grupo regional aspirará, de este modo, a conseguir la «hazaña histórica» de devolver «la voz de Andalucía al Congreso de los Diputados», pese al difícil contexto, y lograr «condicionar políticas en defensa de Andalucía, igual que lo hacen otros territorios».

El grupo Adelante Andalucía, liderado por su portavoz nacional, Teresa Rodríguez, y por la diputada parlamentaria Maribel Mora, se manifiesta en defensa de Doñana el pasado 14 de mayo en Sevilla.

Por otro lado, la postulación de Adelante Andalucía únicamente por Cádiz brinda al electorado progresista la posibilidad de repartir simplemente sus designios en el resto del mapa andaluz entre las dos grandes fuerzas mayoritarias de este espectro: PSOE y Sumar -cuya inscripción fue presentada, precisamente, ayer viernes, horas antes de que se cumpliera el plazo estipulado para ello, y a la que decidió sumarse finalmente Podemos-. Esta determinación del joven grupo que nació con la voluntad de «ser útil al pueblo andaluz», llega motivada, indudablemente, no solo por la preocupante ola reaccionaria que progresivamente va ganando terreno en el país -liderada por determinados grupos políticos-, sino, también y principalmente, tras los aciagos resultados exhibidos por las fuerzas de izquierda el pasado 28 de mayo, tanto en el territorio andaluz, donde la presencia de dos grandes candidaturas progresistas como las de Adelante Andalucía y la de la coalición Por Andalucía había fragmentado muchísimo el voto del espacio a la izquierda del PSOE -facultando que el Partido Popular tenga actualmente la posibilidad de formar gobierno en las ocho capitales provinciales andaluzas-, como en el resto del mapa nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba